jueves, 21 de abril de 2011

Cuando nuestro cuerpo acumula excesos de nerviosidad: Do-in, el auto masaje.

Tenemos todos una parte de nuestro cuerpo que carga con nuestras tensiones nerviosas. Y en situaciones de estrés es inevitablemente en esta zona que se acumulan las tensiones. Para unos es la espalda o las cervicales, otros las amígdalas o bien el hígado… Es como una señal de alarma y no hay que tomársela a la ligera.

Puntos de Do-in contra los efectos nefastos de la nerviosidad.

Para aliviar la angustia, masajear punto BP 6.

Punto BP 6, Reunión de los tres Yin.
3 Tsun por encima de la protuberancia máxima del maleolo interno, dorsalmente al borde interno.

Si tienes palpitaciones nerviosas, masajear los puntos MC 6,
Punto MC 6, Nei Koan, barrera interna.
2 Tsun por encima del pliegue articular distal de la muñeca, entre los tendones del m. palmar menor y el m. palmar mayor.
Punto C 7,
Punto C7, Chen Men, Puerta de espíritu
En el extremo cubital distal de flexión
 de la articulacion de la muñeca, en la depresión radial del tendón del m. flexor cubital carpiano, en su zona de inserción en el hueso pisiforme.
Punto GI 4
IG 4 Ho kou, Fondo del valle
En el dorso de la mano, radialmente hacia la parte media del segundo metacarpiano, sobre el m. aductor del pulgar. 

Para dormir mejor, tonificar el punto R6 y dispersar el punto V 60.
Punto V 60, Kuen Loun, Montañas Kuen Loun
En el centro entre la protuberancia del maleolo externo y el tendón de Aquiles.

Otras medidas:

Identificar los nudos de tensión y masajear cuidadosamente. Acabar con “una imposición de manos”. Para eso, se acerca las manos, sin realmente tocarse, a proximidad de la zona a tratar y concentrase en la zona, pasándole energía de curación.

Mas allá, te podrías plantear si no deberías cambiar algunas condiciones de vida. Descansa, cuídate y cuida a los tuyos.

Fuente fotos : Atlas gráfico de acupuntura. Yu-Lin Lian, Chun-Yan Chen, Michael Hammes, Bernard C. Kolster

Imprimir artículo
domingo, 10 de abril de 2011

Dolores dentales, abscesos, gingivitis y los remedios naturales para aliviarlos

Te molesta un diente o un absceso ? Esta claro que la visita al dentista es obligatoria pero hasta entonces si el Ibuprofeno o otros medicamentes ya no te alivian, puedes probar algunos de estos trucos naturales, recetas de la abuela para darte un respiro. Estos trucos son muy útiles en caso de dolores dentales, absceso, dolores después de una extracción o gingivitis.

Pero sobre todo si uno tiene fiebre debe consultar sin tardar.

La tintura madre de árnica y dolores dentales:
Anti inflamatorio natural el árnica para aliviar los dolores dentales se toma por vía externa en compresa. Pedir al herborista tintura madre de árnica ya preparada y diluir 40 gotas en un base de agua. Mojar una compresa en la mezcla y aplicar la compresa en la encía hinchada.

En caso de gingivitis, utiliza la mezcla de tintura madre de árnica con agua para enjuague bucal. ¡Muy importante: nunca tragarse ese enjuague y luego aclararse la boca con agua!

El clavo y las caries:
Sí, ese mismo olor que cuando vamos al dentista… Hasta los productos modernos utilizados por los dentista llevan clavos.

Si te suele doler los dientes, asegúrate siempre tener clavos en casa y mordisquea uno de vez en cuando, a titulo preventivo y curativo.

Mas potente, el aceite esencial de clavo. Pero a manipular con infinitas precauciones, ya que este aceite es muy potente. En caso de caries, se aplica un gota de aceite de clavo directamente dentro de la cavidad del diente. ¡Pero OJO! Sobre todo no te tragues la saliva justo después, pero escúpela (podrías quemarte las amígdalas). El aceite de clavo nunca debe estar en contacto con las mucosas.

El aceite esencial de Laurel noble y los abscesos dentales:
No dudes recurrir al aceite de laurel noble en caso de absceso dental, es un analgésico y por lo tanto calma el dolor. Además el aceite de laurel noble tiene propiedades antibacterianas notables.

Al contrario del clavo, el laurel noble no es irritante y por lo tanto se puede aplicar directamente en la encía. En seguida notas el efecto como de una anestesia.

En caso de absceso, aplica una o dos gotas de aceite con el dedo en la zona dolorida.

Arcilla verde y abscesos dentales:
Para que madure el absceso bucal, aplicar una cataplasma de arcilla verde. Quitarlo cuando empieza a secarse y esperar 1 h antes de una nueva aplicación.

Propolis o propleo y buena salud dental :
El propolis o propoleo es un anti biótico natural y aumenta las defensas naturales del organismo. Por lo tanto se recomienda el enjuague bucal con propolis o propoleo, o masticarlo según, para curar las heridas bucales, aftas, aliviar las encías inflamadas, cualquiera inflamación o neuralgia dental. Pero también se recomienda para combatir el mal aliento, fortalecer el esmalte y prevenir las caries.

Relacionado:
El própolis o propóleo
La soja, buena para la salud… pero con moderación.
El hammam en casa

Imprimir artículo

Las diferentes manipulaciones del Do-In

Tus manos son unas herramientas muy hábiles. Por lo tanto pueden ejecutar varias series de maniobras en función de los diferentes efectos buscados por el medio del Do-In.

Simple presión con la parte carnosa del dedo.
Ese tipo de presión se efectúa mas bien con el pulgar, el cual no se debe plegar, pero mantener extendido.

La intensidad de la presión varia según la superficie tratada. Si trabajas al nivel del musculo, por ejemplo, puedes presionar algo mas con el fin de llegar al punto de acupresión. Por otro lado, en las zonas mas descarnadas, tal como el dorso de la mano, la intensidad debería ser menor.

Simple presión con la extremidad del dedo o de la uña.

Esta presión se utiliza mas bien para las manos o pies cuando se necesita estimular puntos metidos entre los huesos metacarpianos o metatarsianos.

Presión centrípeta.

Las presiones centrípetas (adj. Que atrae, dirige o impele hacia el centro) sirven para concentrar energía en un punto, es decir tonificar. La presión debe ser rápida y ligera con un movimiento rotativo en los sentidos de las agujaras de un reloj.


Presión centrifuga.

Al contrario de la presión precedente, esta presión debe ser lenta y profunda en. Dispersa la energía donde se encuentra en exceso.
Para dispersar un punto, practica presiones lentas y profundas en el sentido contrario a las agujas del reloj.



Presión con dos dedos.

Utiliza las presiones con dos dedos (con le pulgar y el índice) para pinzar el tejido y estirar. Esta manipulación servirá para tratar los dedos de la mano o de los pies, orejas…

Presión con tres dedos.

Esa presión se utiliza:
Con los dedos pegados para un masaje del hígado o del abdomen.
Con los dedos separados para un masaje del cuero cabelludo y la cara.
Golpecitos con el segundo falange.
Para esos movimiento cierra solo un poco el puño y mantén la muñeca flexible, sino podrías hacerte daño.

Golpecitos con la palma de la mano.

Efectúa esos golpecitos con la mano en forma de cuenco. Cuando golpeas el cuerpo, el aire comprimido en el hueco de la mano actúa de amortiguador.
Utiliza esos golpecitos para zonas masivas, profundas o sensibles, como el vientre, el hombro, el muslo.

Imprimir artículo
lunes, 4 de abril de 2011

Mascarillas de huevo para el pelo

El otro día hablando con mi madre (mi madre es una buena fuente de remedios caseros) me recordó que ella de muy joven llevaba una melena maxi larga que le llegaba por debajo de los riñones. Me comento que ella se cuidaba entonces el cabello con huevos. Vaya. Entonces recordé también que de hecho mas de una ves vi champús con huevo en el comercio. Empecé a rebuscar y encontré las siguientes recetas caseras de mascarillas para el cabello que sea seco o graso pero siempre con falta de vigor.

¿En serio, estamos diciendo de ponernos huevos en el pelo? ¡Si!

Es un hecho conocido que la yema es una fuente de energía, en vitaminas A, B, D, E, de minerales, de hierro y de ácidos animados. Tiene también anti oxidantes, fosforo y zinc.

El resultado de un tratamiento con huevo es un pelo fortalecido y con una apariencia sedosa y liviana, nutrido en profundidad. La yema de huevo favorecería también la formación y el crecimiento del pelo…

Lo suyo seria que los huevos utilizados sean frescos y de gallinas criadas al aire libre y si son BIO, mejor aun.

Ten en cuenta que se utiliza solo la yema para el pelo seco y la yema + la clara para el pelo graso.

¡Nunca aclarar con agua caliente pero tibia! Sino acabarías con una tortilla francesa en la cabeza… y no es plan.

En cada una de estas recetas de mascarillas se le puede añadir unas gotas de aceite esencial según el tipo de pelo.

Para el cabello graso o mixto: Aceite esencial de romero, limón, árbol de té, lavanda, salvia…

Para el cabello seco: Aceite esencial de geranio, patchulí, canela, manzanilla…

Receta de mascarilla casera y astringente con huevo para cabello graso y/o mixto


Ingredientes:
1 huevo (yema + clara)
3 cucharas soperas de arcilla verde en polvo
1 limón
Un poco de agua
1 cuchara de ron (facultativa, se utiliza solo para cortar un poco el olor a huevo, que yo no puedo con el)



Preparar la mezcla de arcilla en polvo con el agua hasta obtener una masa un poco mas solida de lo normal, ya que luego le añadiremos el huevo.
Dejar reposar una hora.
Mezclar la arcilla con el huevo batido y aplicar sobre todo el cabello practicando un suave masaje.
Dejar actuar 30 minutos, aclarar bien y al final añadir el zumo de un limón al agua y hacer un ultimo aclarado.
Lavarse la cabeza con su champú de cada dia o aun mejor con un champú con cerveza.

Receta de mascarilla casera y hidratante con huevos para pelo seco

Ingredientes:
2 yemas de huevo o mas según el largo del pelo
Zumo de ½ limón
1 cuchara a café de aceite de oliva para un pelo mas sano o 2 a 3 cucharas a café para un pelo mas dañado.
1 cuchara sopera de miel
1 cuchara de ron
(El ron es facultativo, se utiliza solo para cortar un poco el olor a huevo, que yo no puedo con el)

Mezclar todos los ingredientes con una batidora.
Aplicar en todo el cabello practicando un suave masaje.
Dejar reposar 30 minutos y aclarar bien con agua tibia para no cocer el huevo… La tortilla en el plato, no en la cabeza.
Luego lavarse la cabeza con su champú habitual o ese champú de cerveza para dar mas brillo al cabello.

Imprimir artículo

Respirar bien es vivir bien


Según la definición del diccionario, respirar es el hecho de Absorber y expulsar el aire por los seres vivos tomando parte de las sustancias que lo componen. Respirando nos mantenemos vivos. Es seguramente el concepto más trivial, a la vez físico, mental y espiritual que hay.
¿Te has parado alguna vez a pensar que es para ti respirar? Puede ser algo natural, banal..

Pero para los que practican la meditación, los deportistas o los profesionales de la gestión del estrés, respirar es mucho mas. El hecho de respirar se convierte en la función vital por excelencia.

Para los griegos de la antigüedad, la respiración era el mediador entre el alma y el cuerpo. Para los místicos Indios y chinos, desde hace mas de cinco mil años, con la luz y la alimentación, el aire es una fuente esencial de energía.

Así pues, es posible de aumentar considerablemente nuestra energía si respiramos correctamente. Una buena respiración es la vida, pero más allá nos puede ayudar a mejorar nuestra calidad de vida.

Esta calidad de vida nos interesa

Sí, a priori, respirar es un acto banal, respiramos sin pensar. A eso se llama función vegetativa. La respiración es la única función vital dependiente del sistema neurovegetativo que el hombre puede dominar. La función respiratoria participa a la regulación del sistema nervioso y a la circulación sanguínea, por lo tanto no cabe duda que tiene una importancia capital al nivel fisiológico. De un punto de vista psicológico, la relación entre la respiración y el estado emocional es demostrable. Se comprobó que cuando el nivel de ansiedad aumenta, la frecuencia respiratoria se vuelve más rápida y superficial. Ese estado se llama la polipnea. La polipnea agrava la situación recargando los síntomas ansiosos (ritmo cardiaco acelerado, sudores, temblores..).

Conocer su enemigo

Las tensiones, el estrés excesivo, la sociedad de consumición, tener siempre mas, ir cada vez más rápido, más alto, las emociones no controladas, las heridas sin resolver…. Todo eso contraen los músculos de nuestro abdomen y nos obligan a respirar por la parte superior. La respiración se vuelve torácica y superficial. La falta de tono puede también derivar de una mala oxigenación del organismo y de una eliminación insuficiente de los desechos gaseosos. Por lo tanto, tendremos que aprender o más bien reaprender a respirar por el abdomen, para que esta práctica sea voluntaria y consciente.

Inspirar… Soplar

El hecho solo de llenar nuestros pulmones para luego expulsarlo no es suficiente para una buena respiración. En promedio respiramos unas 15 000 veces al dia. ¡No es nada! Valdría la pena de esforzarse un poco con algunas de ellas de forma consciente y ampliamente con el fin de aprovechar plenamente sus beneficios. Liberémonos de nuestras costumbres para convertirnos en el jefe de orquestra de nuestra respiración y aprendemos a respirar de forma consciente.

Como cada aprendizaje, se mejor si nos iniciamos de forma progresiva. Quizás sería bueno de empezar a practicar los siguientes ejercicios cuando todo va bastante bien, o sea fuera de periodos de estrés o situaciones con tensiones, y poco a poco generalizarlos a los momentos más difíciles.

Ojo

Puede que practicando estos ejercicios te marees un poco. Nada raro, tranqui, son reacciones corporales normales, cuando uno no tiene costumbre. Pero en todo caso, si nos acercamos demasiado a un principio de hiperventilación, lo mejor sería volver a nuestra respiración natural.

Primer ejercicio : Tomar consciencia de su respiración.

Túmbate adoptando una posición cómoda y cierra los ojos. Y ahora simplemente vuelca tu atención hacia tu respiración y repita a ti misma todo el rato “nada por hacer, solo dejar hacer”……

Una vez que notas como la calma se instalo en ti, sigue concentrado en tu respiración, dejándola ir naturalmente. Mentalmente siga su recorrido. Fíjate como entra el aire por tus narices hasta tus pulmones, como va de tus pulmones a las narices. Nota el cambio de temperatura del aire, sale mas caliente. Luego constata como se mueve tu cuerpo a cada respiración. Se dilatan las narices, la caga torácica se dilata, las costillas se levanta, el abdomen sube y baja….

La observación de la respiración es uno de los mejores modos para desarrollar la atención hacia su cuerpo.

Segundo ejercicio : Respirar por el vientre.

Hay dos tipos de respiraciones: la torácica y la abdominal. La respiración voluntaria debe ser abdominal. La parte superior de nuestro cuerpo no debe moverse, solo el abdomen se hincha y se deshincha lentamente. Es de este modo que respira el ser humano al estado natural. Tal como un recién nacido.

Túmbate y plaza una mano sobre el vientre, justo debajo del ombligo, y la otra encima del pecho. Respira como siempre. Constata como solo tu caja torácica se eleva. Ahora aprenderemos como respirar correctamente con el diafragma, de una forma cómoda, amplia y natural. Sería mejor si al principio te ejercitas tumbo/a en la espalda, ya que esta posición ayuda a relajar la musculatura abdominal. Más tarde, podrás respirar con el diafragma en cualquiera circunstancia, incluso caminando o corriendo.

Para estar comodo/a, quizás te tendrías que poner un cojín debajo de las rodillas para atenuar el empeine de la lumbar.

Cierra los ojos para mejor concentración y antes de empezar expira varias veces a fondo forzando unos suspiros para evacuar los “restos” de aire en tu cuerpo.

Cierra la boca y inspira por la nariz, hincha el vientre sin levantar los hombros. La expiración por la boca es lenta y profunda, mientras se aprieta poco a poco el vientre a dentro…. Luego de nuevo se hincha el vientre… se echa el aire…

Respirando de este modo, mejoras la oxigenación de las células y aumentas la evacuación de las células gaseosas. A demás, regularizas el ritmo cardiaco y alivia el estrés. Haz este ejercicio lo más a menudo posible, en el coche, al trabajo, en las colas del supermercado…

Tercer ejercicio : la respiración de recursos (a practicar cuando la respiración abdominal sea ya controlada)

Inspira hinchando el vientre, retenga el aire un instante y formula una frase corta o una palabra positiva (como paz, calma, bienestar…) y luego expulsando el aire, difusa la frase o la palabra por todo tu cuerpo y tu mente. Coge la costumbre de practicar esta respiración de 4 o 5 veces al dia durante 3 a 4 minutos. Notaras de forma casi instantánea los efectos positivos.

Thich Nath Hanh ha escrito « inspiro, mi cuerpo se relaja; expiro, sonrío, soy consciente del presente; el presente es un momento maravilloso….”