martes, 4 de enero de 2011

Los trucos de la abuela y los gatos


Tengo un gatito, bueno un gatito, un gato ya que pesa casi 6 kilos (pero no es gordo, he! Es grande)... vale, es un buen gato, Luna. Y sí, es macho pero se llama Luna, sí…. Lo sé…
Lo quiero un montón a pesar de su carácter (Buff!) y el, a mí. Pero tiene unas cuantas manías que… que...
Con los años probé algunos truquillos de la abuela, para evitar que me saque de quicio. Ahora los comparto con vosotros y espero que os ayudara a tener una relación aun más placentera con vuestro gatito.

El truco de la abuela para apartar las mascotas de las plantas.
Mi gato, el tuyo… casi todos los hacen de subir a las macetas y sacar la tierra. Para espantarlos, puedes espolvorear un poco de pimienta de cayena en cada maceta, dos veces a la semana. Seguro que tu mascota estornudara la próxima vez que intente subirse, pero luego ya se le quitara las ganas de husmear por ahí.

Otro truco si a tu gato les gusta utilizar tus plantas para hacer sus necesidades, al mío, está claro que le encanta. Pues podrías mezclar mostaza (hmmm… mejor que no sea “à l’ancienne…”) con bastante agua, llenar un vaporizador y vaporizar alrededor de “sus macetas” con esta mezcla. Al gato no le mola nada el olor a mostaza así que…

Los trucos de la abuela para el cuidado de la bandeja de arena
Los gatos son muy fifi. Si huele mal su bandeja se va a ir a otro sitio para hacer sus necesidades. ¡Una planta, un cojín, un sofá…una cama! Y como a los gatos les encantan el olor de la lejía, te recomiendo de lavar bien su bandeja de arena a menudo y con lejía. ¡Eso sí tendrás que aclarar bien para que no se queme las almohadillas!

Puedes también pasar un algodón con un poco de lejía en una zona donde no pisa para atraerle hasta el lecho.

Para desodorizar la bandeja, antes de echar la arena puedes espolvorear el fondo con talco o bicarbonato de sodio.

El truco de la abuela para apartar al gato de los canapés y sofás.
Quien tiene un gato, tiene un sofá destrozado. Pues para quitarles las ganas de hacerse las uñas en el sofá nuevo, espolvorea pimienta (de nuevo) en las zonas de “alto riesgo”. ¡Claro que hay que hacerlo a menudo, como cada 3 o 4 días, pero es muy eficaz!

El truco de la abuela para quitar los pelos de gato del sofá.
Claro que hay unos cepillos especiales, pero sino utiliza simplemente una esponja mojada.

El truco de la abuela para quitar las manchas de pipi de gato (o de perro) de la moqueta.
Si tu mascota se “olvido” en la moqueta, aplica en la mancha agua mineral gaseosa.

El truco de la abuela para repelar a las pulgas
Frotar entre sus manos unas hojas de menta y luego acariciar su animalito.

El truco de la abuela para apartar al gato de la mesa cuando se come.
Si tu gatito se acerca, te salta encima o encima de la mesa… cuando comes y si te molesta, acércale un medio limón cada vez que lo intente. No le faltara mas de unos días para entender que sería mejor quedarse apartadito.

Relacionado:
Sales y bolsitas para baño faciles de hacer
Receta de fijador para pelo con aloe vera
La infusión de tomillo


0 comentarios: