sábado, 16 de febrero de 2008

Exfoliantes naturales para cambiar de piel


El exfoliante es un muy buen modo para eliminar eficazmente las células muertas, las impurezas y a caso los restos de maquillaje. Con un uso regular conseguirás mejorar la luminosidad de tu piel y el aspecto.
Yo suelo utilizar mucho la sémola de maíz, el azúcar o aprovecho lo que hay en casa. Es que casi cualquier micro granulo natural sirve!

Consejos de utilización:
No hay que abusar, se recomienda exfoliar una piel grasa una vez cada semana o cada 10 días y para pieles secas y sensibles, una vez cada 2 semanas.
Antes de todo hay que lavarse bien la cara y luego secarse.
Con la preparación de su elección, masajear unos minutos ligeramente haciendo suaves movimientos circulares. Insistir en la frente, la nariz y la barbilla.
Evitar la zona frágil alrededor de los ojos.
No olvidarse del cuello y del escote. Y también te puedes hacer de vez en cuando una sesión para el cuerpo entero.
Luego se aclara con agua tibia, se seca la piel y si no se aplicar a continuación una mascarilla, hidratar su piel con su crema habitual.

En todas estas recetas podrás añadir unas gotas de aceite esenciales según tu tipo de piel:
Lavanda o tea tree o árbol de té para las pieles grasas y pieles con imperfecciones,
Rosa mosqueta para pieles secas,
Calendula para pieles sensibles, …

Con las medidas de estas recetas obtendrás bastante cantidad para el rostro, el cuello y el escote. Después de tu primera utilización ya podrás jugar con las cuantidades en función de la zona a tratar.

Si utilizas la miel como base de tu exfoliante puedes déjalo reposar unos 10 minutos aprovechándolo como mascarilla hidratante antes de hacerte un masaje.

A continuación, unas cuantas recetas naturales y sencillas de exfoliantes, a probar unas cuantas semanas para poder comprobar unos buenos resultados.

Exfoliante de papaya o mango:
Pelar media papaya o medio mango y pasar al minipimer. Aplicar este “purée” de fruta en la piel tal como explicado anteriormente.

Exfoliante de azúcar:
Mezclar 3 cucharas de sopa con 3 cucharas de sopa de agua tibia y aplicar en la piel.

Exfoliante coco y miel:
Mezclar 2 c a c de coco rallado con 2 c a s de miel y seguir los pasos habituales. Mezclar bien y aplicar en la piel y dejar reposar 10 mn, luego masajear suavemente.

Exfoliante con almendras, miel y yogurt:
Mezclar 2 c a c de almendras en polvo, 3 c a c de miel y 3 c a c de yogurt entero. Mezclar bien y aplicar. Dejar reposar 10 mn y luego masajear.

Exfoliante con avena, miel y limón:
Mezclar 3 c a c de miel con una c a c de avena molida (con el molino a café) y el zumo de medio limón. Aplicar en la cara, cuello y escote, dejar actuar unos 10 mn y luego efectuar un ligero masaje de todo la zona. Aclara con agua tibia.

Pequeño truco para los labios:
Por la noche antes de irte a dormir hidrata tus labios con una crema o un protector labial. Por la mañana pasa un algodón con agua caliente y así se quita suavemente las pequeñas pieles.

Relacionado:
Mascarilla para cabello seco con aceite de almendra dulce
Recetas de mascarilla con miel
Receta de mascarilla para poros dilatados de fresa con limón
Depilación oriental con azúcar y limón
miércoles, 6 de febrero de 2008

LAS VIRTUDES DE LA ZANAHORIA



UN POCO DE HISTORIA

Se conoce a la zanahoria desde la antigüedad, pero es solo alrededor del siglo XVI que la especia se mejora y empieza a hacer parte de la alimentación del día a día. A partir de entonces la zanahoria esta cultivada por toda Europa con fines alimentarios y medicales.

LAS VIRTUDES DE LA ZANAHORIA

La zanahoria es una fuente natural de belleza. Rica en vitaminas y sales minerales, y sobre todo en beta caroteno (transformado por el organismo en vitamina A). Verdadera vitamina de belleza, es un potente antioxidante, el beta caroteno refuerza las defensas y neutraliza los radicales libres. Esta vitamina permite también de preparar la piel a la exposición del sol, facilitando el bronceo y mejorar la visión. Protegería las células cerebrales contra los daños relacionados con la edad. Regulariza el transito intestinal (que sea estreñimiento o diarrea), es diurética y antianemica, pues el caroteno regenera los glóbulos rojos.
En la medicina popular, se utiliza la pulpa fresca para ayudar a la cicatrización y como antihemorrágico y analgésico. En estética, hace maravillas. Embellece el tez gracias a su virtudes desintoxicantes y colora ligeramente el epidermis. Sus sales minerales son muy benefactoras para las uñas y el pelo.

El zumo de zanahoria es tónico, remineralizante, diurético y refrescante.

REMEDIOS DE ABUELA

En caso de estreñimiento o diarrea, la puré de zanahoria regulariza los intestinos.
En caso de aftas, hacerse un baño de boca con una decocción de hojas de zanahoria (1 manojo por 2 vasos de agua)
En caso de sabañones o grietas, preparar una decocción de hojas de zanahoria, filtrar y aplicar en cataplasma.

CONSEJOS

Bebe cada mañana un vaso de zumo de zanahoria. Como cura de desintoxicación hace maravillas: El tez es mas claro, el intestino esta regularizado y de forma general uno se siente más tónico.


RECETAS DE ZUMOS CON ZANAHORIA

Zumo de salud de zanahoria

Ingredientes:
4 zanahorias
Un poco de limón
Unas hojas de menta

Pelar y lavar las zanahorias y pasarlas a la licuadora con las hojas de menta.
Según gustos, añadir un poco de zumo de limón.
Aporta: Vitaminas B1, B6 y K.

Zumo energético de Zanahorias

Ingredientes:
1 naranja
1 limón
200g de zanahoria

Lavar las zanahorias y recuperar de la licuadora el zumo.
Añadir el zumo de la naranja y del limón.
Mezclar bien y servir.
Aporta: Vitaminas A, C et B1, B3, B6, magnesio, cobre, zinc et manganeso, hierro y calcio.

Zumo remineralizante de Zanahorias

Ingredientes:
1 naranja
¼ de ananás

Lavar y cotar las zanahorias.
Ponerlas juntas al ananás en trozos en la licuadora.
Añadir el zumo de la naranja y mezclar bien.
Aporta : Vitaminas A, C, B1, B6 y K

Remedios de Abuela con zanahorias

En caso de estreñimiento o diarrea, la puré de zanahoria regulariza los intestinos.
En caso de aftas, hacerse un baño de boca con una decocción de hojas de zanahoria (1 manojo por 2 vasos de agua)
En caso de sabañones o grietas, preparar una decocción de hojas de zanahoria, filtrar y aplicar en cataplasma.

Secretos de belleza con zanahorias


Secretos de belleza y zanahoria

Un pequeño truco:
Para tener una piel resplandeciente y conservar su bronceado, mezcla una gota de aceite de zanahoria en tu crema habitual por la mañana.

RECETAS NATURALES CON ZANAHORIA:
Loción de zanahoria para un broceado guapo:
Utilizar a menudo esta loción pero ojo se debe guardar en la nevera y gastarla en una semana.
Preparar un zumo de zanahoria y otro de naranja, mezclar bien.
Aplicar como un tónico en la cara y el cuello limpios con algodón.


Mascarilla con zanahoria para pieles irritadas y sin brillo:Mezclar 1 c a c de yogurt natural con una zanahoria rallada y dejar reposar en la nevera 2 horas.
Aplicar en la cara y el cuello (por si la mezcla es demasiada liquida, poner por encima un poco de gasa), dejar 10 mn y aclara.


Mascarilla con zanahoria para una buena cara:Machacar una zanahoria con una yema de huevo, un poco de aceite de oliva y un poco de yogurt o nata.
Aplicar en la cara y cuello limpios y secos durante media hora y aclarar.


Mascarilla con zanahoria para pieles secasLavar 2 o 3 zanahorias y pasarlas por la licuadora como para obtener 2 cucharas soperas de zumo.
Mezclar el zumo con 2 o 3 cucharas soperas de arcilla blanca o amarilla en polvo.
Si hace falta añadir zumo o arcilla para tener una mezcla homogénea.
Aplicar en la cara y el cuello limpios y secos.
Dejar 15mn y aclarar.


Mascarilla con zanahoria antiarrugas:Mezclar la clara de un huevo con una cuchara sopera de aceite de oliva.
Rallar dos zanahorias y añadirlas a la mezcla.
Mezclar bien y añadir un poco de fécula de patata para que se sea más consistente.
Aplicar en la cara y el cuello evitando el contorno de los ojos.
Dejar 20mn y aclarar.
martes, 5 de febrero de 2008

Receta de la polenta


La Polenta (Italia) o mamaliga (Rumania) esta a la base de la cocina campesina y montañesa en algunas zonas de Europa. Hecha de sémola de maíz, sus origines nos llevarían a Italia aunque en varios países del Este es considerada tan básica como el pan. De hecho, a menudo reemplaza el pan durante las comidas, incluso por la mañana con la leche!
Puede variar de color o de consistencia, en Italia por ejemplo, cada provincia, tiene su propia variedad.
Igual de versátil que la patata, se puede comer caliente o fría, con solo un chorro de jugo de carne, de aceite o mantequilla. Fría se puede cortar y luego freírla o gratinarla al horno…
En casa, sobre todo en invierno era uno de los platos básicos. A mi, me encanta bien caliente, mas bien blanda y con mucha nata y queso feta o gruyere.
Cuesta un poco encontrar sémola de maíz por lo tanto a veces preparo la polenta o la mamaliga, con harina de maíz, pero claro no es lo mismo. Esta vez encontré un paquete de polenta “rápida” y la verdad que no esta nada mal. Sobre todo para los brazos, como debes mezclar la masa todo el rato mientras este en el fuego.
Normalmente se utiliza una cacerola especial polenta con un fondo muy grueso. La mía con su pinta rarita, me viene de un pueblo de Rumania y va de maravilla. Pero con una sémola de cocción en 3 mn, cualquiera cacerola con fondo grueso vale.
¡Ojo, llena un mogollón! No es por nada que es un plato de montañeros.

RECETA DE LA POLENTA CON CHAMPIÑONES Y BACON



Ingredientes (para dos personas) :


125g de polenta
150g de champiñones
75g de bacon
60g de feta (u otro queso como el gruyere, provolon,…)
1 cebolla pequeña
Aceite de oliva
Zumo de limón
Nata (facultativa)
Orégano (otras especias según gustos)
Sal
Pimienta


Hervir el agua con un poco de sal y se le echar la polenta poco a poco, removiendo todo el rato.
¡Ojo que en los primeros momentos salpicará y te podrías quemar! Lo digo por experiencia…
Si es una sémola de cocción rápida, ya sabes so 3 minutos y sino ya te darás cuenta que después de un tiempo la masa se despegara de la olla. Entonces esta lista. En caso de duda la pruebas, la sémola debe ser echa.
Cortar la cebolla y dorarla en el aceite de oliva. Un vez que la cebolla tenga una apariencia translucida añadir el bacon y los champiñones cortados en laminas y un churito de zumo de limón (para evitar que se oxiden).
Precalentar el horno a unos 180ºC.
Trasvasar la polenta en un plato apto para la cocción a horno, añadir por encima los champiñones y la feta cortada en trozos así como la nata, la pimienta, el orégano y muy poca sal (como la feta es ya bastante salada).
Un chorrito de aceite de oliva y a gratinar unos minutos hasta que se deseche el queso!


Servir con carne roja o sola con una ensaladita.

Como hacer un anillo erizo

Estas instrucciones convienen también para la realización de pendientes o de una broche. Puedes utilizar facetas, gotas de cristal, ojos de gatos...

Pasa un hilo de nylon de 1.5 metro por dos agujeros de la reja y haz un nudo dorso de ella.

Empieza con el tejido en el centro de la reja. Pasa la parte mas larga del hilo por uno de los agujeros de la reja de abajo hacia arriba y ensarta una facetas o una gota de cristal, luego vuelve a pasar el hilo por uno de los agujeros. Empieza de nuevo con otro agujero y otra perla, empezando por el centro hacia el exterior, hasta que la reja este recubierta.

La mayoría de las rejas se llenan con 30 a 35 gotas de cristal por ejemplo, pero según tu gusto y las perlas, eso puede variar. Una vez que la reja este llena de perlas bien ceñidas, ata el hielo en el dorso de la reja y añade un punto de cola encima del nudo.

Solo queda por enganchar la reja en el suporte con la ayuda de unas pinzas planas.


Como variación puedes también ensartar dos perlas a la vez. Es el mismo principio pero en vez de ensartar una perla se ensartan dos en seguida. El caso de mis dos añillos utilice perlas facetas y perlas de rocalla.

Pasa un hilo de nylon de 1.5 metro por dos agujeros de la reja y haz un nudo dorso de ella.

Pasa la parte mas larga del hilo por uno de los agujeros de la reja de abajo hacia arriba y ensarta una facetas y por una perla de rocalla, luego vuelve a pasar el hilo por la perla faceta y por uno de los agujeros. Empieza de nuevo con otro agujero y otras dos perlas, empezando por el centro hacia el exterior, hasta que la reja este recubierta.