sábado, 16 de febrero de 2008

Exfoliantes naturales para cambiar de piel


El exfoliante es un muy buen modo para eliminar eficazmente las células muertas, las impurezas y a caso los restos de maquillaje. Con un uso regular conseguirás mejorar la luminosidad de tu piel y el aspecto.
Yo suelo utilizar mucho la sémola de maíz, el azúcar o aprovecho lo que hay en casa. Es que casi cualquier micro granulo natural sirve!

Consejos de utilización:
No hay que abusar, se recomienda exfoliar una piel grasa una vez cada semana o cada 10 días y para pieles secas y sensibles, una vez cada 2 semanas.
Antes de todo hay que lavarse bien la cara y luego secarse.
Con la preparación de su elección, masajear unos minutos ligeramente haciendo suaves movimientos circulares. Insistir en la frente, la nariz y la barbilla.
Evitar la zona frágil alrededor de los ojos.
No olvidarse del cuello y del escote. Y también te puedes hacer de vez en cuando una sesión para el cuerpo entero.
Luego se aclara con agua tibia, se seca la piel y si no se aplicar a continuación una mascarilla, hidratar su piel con su crema habitual.

En todas estas recetas podrás añadir unas gotas de aceite esenciales según tu tipo de piel:
Lavanda o tea tree o árbol de té para las pieles grasas y pieles con imperfecciones,
Rosa mosqueta para pieles secas,
Calendula para pieles sensibles, …

Con las medidas de estas recetas obtendrás bastante cantidad para el rostro, el cuello y el escote. Después de tu primera utilización ya podrás jugar con las cuantidades en función de la zona a tratar.

Si utilizas la miel como base de tu exfoliante puedes déjalo reposar unos 10 minutos aprovechándolo como mascarilla hidratante antes de hacerte un masaje.

A continuación, unas cuantas recetas naturales y sencillas de exfoliantes, a probar unas cuantas semanas para poder comprobar unos buenos resultados.

Exfoliante de papaya o mango:
Pelar media papaya o medio mango y pasar al minipimer. Aplicar este “purée” de fruta en la piel tal como explicado anteriormente.

Exfoliante de azúcar:
Mezclar 3 cucharas de sopa con 3 cucharas de sopa de agua tibia y aplicar en la piel.

Exfoliante coco y miel:
Mezclar 2 c a c de coco rallado con 2 c a s de miel y seguir los pasos habituales. Mezclar bien y aplicar en la piel y dejar reposar 10 mn, luego masajear suavemente.

Exfoliante con almendras, miel y yogurt:
Mezclar 2 c a c de almendras en polvo, 3 c a c de miel y 3 c a c de yogurt entero. Mezclar bien y aplicar. Dejar reposar 10 mn y luego masajear.

Exfoliante con avena, miel y limón:
Mezclar 3 c a c de miel con una c a c de avena molida (con el molino a café) y el zumo de medio limón. Aplicar en la cara, cuello y escote, dejar actuar unos 10 mn y luego efectuar un ligero masaje de todo la zona. Aclara con agua tibia.

Pequeño truco para los labios:
Por la noche antes de irte a dormir hidrata tus labios con una crema o un protector labial. Por la mañana pasa un algodón con agua caliente y así se quita suavemente las pequeñas pieles.

Relacionado:
Mascarilla para cabello seco con aceite de almendra dulce
Recetas de mascarilla con miel
Receta de mascarilla para poros dilatados de fresa con limón
Depilación oriental con azúcar y limón

2 comentarios:

Hanna dijo...

Me vienen muy bien tus trucos. Muchas gracias.

baduljp dijo...

Muy buenos consejos para exfoliar y la piel y mantenerla sana, conozco algunos exfoliantes naturales que son muy buenos y a un bajo precio sobre todo porque seguro las tenemos en cas y que mejor que cuidar la piel con cosas naturales