jueves, 27 de septiembre de 2007

UNA VIDA MODERNA PERO SIN OLVIDARME DEL NATURAL

Hace unos años compre un libro sobre la aromaterapia y después de unos ... 3 años, empecé a leerlo y me recordó unos dichos, leyendas y recetas de abuelas. Propiedades de las plantas que se oyen por ahí, cosas que me contaba mi madre... En día de hoy, nos olvidamos que en un principio nos estábamos curando y cuidado entre otras con plantas.

Nos están vendiendo la moto con las cremas, shampoo o gel de ducha hasta los detergentes utilizando el credo de “natural” como los especialistas en marketing saben muy bien que estamos saturados y que poco a poco aspiramos a una vida mas sana. Cuando sale un productos de esos no es por nada. Por ejemplo el shampoo con citrus para que tengas un pelo mas brillante. Muy bien! Es que eso lo sabíamos desde hace... miles de años? Si quieres después de lavarte el pelo, en el agua para aclarar, le añades unas gotas de limo fresco. Y listo y mas brillante! Y eso porque? Solo hace falta de mirar un poco la composición de este producto para ver que de limón, pues no hay casa nada. En la gran mayoría de estos productos, tienes tan solo de 0,001% à 1% de elementos naturales. Hay que ser un tiburón sin vergüenza para luego decirme que esto hará que mi pelo luzca y que será mas sano!

Yo siempre he tenido muchos problemas de piel y fue a ver varios dermatólogos en varios países y todos me decían que me lo iban a solucionar. Me gaste un pastón en visitas y sobre todo en varias cremas, lociones y pastillas... Pero un día, uno de ellos me dijo algo sensato : “ No debes utilizar cremas con alcohol porque te reseca en exceso la piel”. Buscando información sobre estas cremas con alcohol me entere que no es nada bueno para la piel pero que casi todas las cremas lo llevan y que para compensar y no resecar tanto la piel añaden derivados de petróleo!!! Pero si solo era eso...

Luego cuantas veces también has podido decir o oír : “No hay nada como el caldo o el gazpacho de mi madre, abuela...” “Esto si que es aceite de oliva, es del pueblo!” “Ahaaa una buena comida casera...” Porque ya no tenemos tiempo, no tenemos ganas, estamos cansados.... ya no dedicamos tanto tiempo a cocinar, a prepararnos algo realmente rico. Con un poco de esfuerzo podrás lucir diciendo “lo he hecho yo!” y sobre todo volverás a descubrir sabores! Este pan congelado alimenta, eso sí. Pero este pan casero, se come con ganas!