martes, 11 de diciembre de 2007

MIEL Y BELLEZA

Gracias a las propiedades humectantes de la miel, el producto se usa para diversos tratamientos de la piel, con resultados fabulosos.

La piel sufre continuamente las agresiones diarias, provocando su envejecimiento prematuro, que aparezcan escamas o que se reseque más de la cuenta. La buena noticia es que esto se puede evitar hidratando la piel, sobre todo si son productos que contienen el preciado néctar de las abejas, la miel.


Un simple tarro de miel de abeja de buena calidad que sea totalmente natural es suficiente para mantener perfectamente hidratada nuestra piel. Según Pragna Chakravarti, directora ejecutiva del área científica de Jafra Cosmetics International “la miel de abeja es uno de los mejores humectantes naturales para la piel”. Además, la experta prosigue "gracias a su alto contenido de azúcar, previene la sequedad de la piel y la hidrata profundamente".

Por ello, la miel se utiliza en la elaboración de artículos cosméticos, como cremas, jabones y mascarillas que se destinan al cuidado del cutis, la cara en general y el cabello, entre otras aplicaciones. Además, la jalea real, producida por las abejas obreras para alimentar a la abeja reina y a las larvas de las celdas reales, tiene también propiedades benéficas para la piel por su alto contenido de vitamina B, proteínas, carbohidratos, lípidos esenciales, ácidos grasos y minerales.

Además de sus propiedades humectantes, la miel sirve bálsamo limpiador por su contenido de ceras, azúcares y minerales. También puede ser utilizada como antioxidante que protege contra daños causados por los rayos solares y como regenerador de la piel reseca y marchita. Pero ahí no acaba todo, ya que la miel puede ser antibacteriana y antiséptica pues también ayuda a la cicatrización y en los tratamientos del acné. Es hidratante e ideal para pieles sensibles.
http://www.innatia.com/noticias-c-cosmetica-belleza/a-miel-tratamientos-belleza-10721.html

0 comentarios: