jueves, 23 de agosto de 2007

Mesa con mosaicos de piedra




Vamos a hacer una mesa con mosaicos!

Te acabas de levantar un fin de semana por la mañana bastante temprano. Como tu sobrino esta de visita quieres que aproveche al máximo Barcelona y Catalunya, así que habías decidido ir a
Montserrat. Subir la montaña y comer algo arriba de todo. Sí, sí, es bastante alto. Perooooo.... esta lloviendo....Bah! Pues nada, esta mesa de Ikea del pasillo empieza a caerme muy mal. Le vamos a hacer un cambio de look. Y como mi sobrino estaba súper motivado. Ahí vamos!
Hace falta unas piedras cualquieras AUNQUE mejor si son mas bien planas, mas bien del mismo tamaño y mas bien del mismo color. Vale, ahora si decides de ir a la playa necesitaras un toro y mucha paciencia... Sino, en algunos "todo-cien" se encuentran bolsas de piedras. Ya lo se, vas a comprar piedras... Tu decides.


Entonces necesitas el siguiente material:

Piedras para cubrir la superficie dejando un espacio de un centímetro mas o menos entre cada una.
Cola blanca
Cemento blanco
Tinte universal negro o otro (yo negro)
Agua
Destornillador
Espátula
Recipiente
Trapo
Papel para lijar
Guantes

Empezamos con lijar primero y luego se rasca con el destornillador de forma salvaje la mesa. Como es de conglomerado, de esta forma el pegamento será mas eficaz y a ti te ayudara a desahogarte, si lo hechas en falta.

Luego con un pincel ponemos cola blanca en cada piedra y las posicionas en la mesa. Y ahora los que son muy buenos en Tetris, como mi sobrino, se lo pasaran pipa, como en este tipo de mosaicos no se corta la pieza, pero se coloca donde mejor encaja. Seria mejor de empezar por los bordes para tenerlos bien alineados con la mesa. Deja un poco de espacio entra cada piedra, lo justo para que luego el cemento pueda ser insertado. Nosotros hemos dejado mas o menos unos 1 cm.

Se deja secar bien, incluso hasta el día siguiente.

Se prepara el cemento blanco con agua y unas gotas de tinte universal. En nuestro caso pusimos 6 gotitas de negro hasta tener un gris muy claro. Aconsejo no hacer las juntas de blanco puro pero siempre añadir un poco de tinte y tampoco hacerlas de un color muy vistoso. Porque total después de tanto trabajo solo se verán las juntas... y allí no nos interesa llegar.

Entonces repartes como puedes el cemento entre las piedras con una espátula o/y los dedos. Limpias lo que sobra, dejas secar un poco y vuelves a limpiar con un trapo, hasta que las piedras y la parte visible de la mesa estén del todo límpias.

Lo dejamos secar una noche.... "et Voilà!"

Un sobrino y su tía muy orgullosos de si mismos!

Relacionado:
Tutorial corazón de tela con lavanda
Marco con hojas de estaño
Marco de madera personalizado

0 comentarios: